En un post anterior, salíamos haciendo bricolaje.
Pues vale, era para esto:

De la mano de un gran artista, Diego Iñíguez, estas joyas del arte fotográfico. Y el curro que nos pegamos re-acondicionando una casa abandonada, también!

Tanda de agradecimintos: PinoSergi, por cedernos el espacio para montar todo este puyastre, Sílvia, Lourdes y Amaya (estilismo, maquillaje), a las familias de Adri (Arnal Senior con su furgoneta y su brocantería), de Miki, de Lolo y también a la mía, por cedernos objetos, reliquias y cachibaches y, cómo no, a Saint-G, que no se pierde una.