Estamos cerrando un montón de temas y, a estas alturas, podemos asegurar que el 2010 no va a ser ni el año del mono, ni del cerdo ni de la patata. Va a ser el Año Malaventura.

Pues eso, que Feliz Navidad a todos y próspero Año Nuevo!