Gerardo Santos, de l’Ovella Negra Rock nos dedica una crónica acertadísima del concierto de Luz de Gas. Echadle un buen vistazo porque vale la pena!

Transcribimos aquí algunos pasajes, porque no tienen desperdicio:

“…la cuestión es que si canciones como esa, como ‘Gaviotas’ o ‘Nosotros Somos los Buenos’ aun retumbaban con fuerza en la caja de resonancia que es mi coco (por lo de lleno de aire, se entiende), estaba claro que DEBÍA ir a su concierto en Luz de Gas.

Edu Blanch ocupó su puesto y cantó. Estribillo: “uoooooooooooh” Coros: “Lagartoooooos”. He de admitir que me di un medio susto. Uno de esos sustos imbéciles que uno tiene como cuando está muy concentrado haciendo algo y suena el móvil y se sobresalta como si la mismísima parca se le apareciese delante. ¿Por qué? ¡Porque Edu Blanch abre mucho la boca cuando canta, gesticula y mira a los ojos de la gente!”

“…no me esperaba yo poder verle el pozo negro de la garganta a Blanch a cuatro metros de distancia.”

“…es que, a ver, un par de minutos antes acababan de tocar ‘Gaviotas’, un tema como la copa de un pino. Es ácido e irónico explicando la cursilería del enamorado, pero acaba por detallar la debilidad humana de quien, honestamente, tiene ganas de ver a esa tía pija y tonta de la que está pillado”

Lolo a la guitarra solista es el acento (ni el diacrítico ni el ortográfico, sino el fonético) del grupo en directo.”

“Tocaron bien y defendieron un disco efectivo con tantas ganas de cumplir con él como las que tenían de dejarlo atrás para convencernos con sus nuevas canciones. Conseguido.”

Gracias, Gerardo! La crónica más divertida y honesta que se pueda pedir!